Archivo de 9 abril, 2018

La Llamada

La Llamada
El 11 de mayo a las 19.00 los alumnos de 4ºde ESO de Artes Escénicas y Danza del IES Victor García de la Concha estrenarán en el Teatro Riera  su versión del musical “La llamada” (obra original de Javier Ambrossi y Javier Calvo). El estreno cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Villaviciosa. Hay que destacar el trabajo de los 16 alumnos y alumnas que llevan preparándose para la escena desde principios de este curso académico. El cuadro artístico lo forman 3 alumnos y 2 alumnas aunque otros 11 alumnos y alumnas estarán fuera de la escena realizando todo el trabajo de producción, dirección artística, coreografías, regidores, luces y sonido, efectos, atrezzo, etc. El objetivo de este proyecto reside en que el alumnado sea capaz  a una producción escénica desde el momento de la elección de la obra a la puesta en escena final ante el público. El resultado de su trabajo no dejará indiferente a los asistentes. Recordar que la entrada es gratuita y que estará disponible el mismo día del estreno a partir de las 17.00 en el propio Teatro hasta completar aforo.Para los que no han tenido la oportunidad de ver la película o el musical en el Teatro Lara de Madrid, este será un buen momento.

Noelia Ordiz Castaño


Reseña sobre el evento:

HA NACIDO UNA ESTRELLA
En la velada del pasado viernes tuvo lugar una función única y singular versión del musical La Llamada en el Teatro Riera de Villaviciosa por los alumnos del Instituto Víctor García de la Concha. Estuvieron actores y tramoyistas, todos, muy acertados, con cuidada interpretación,  despertando positiva diversión en el público. Se logró así el objetivo, dentro de una cierta calidad intelectual, de hacer reír y también de concienciar de la problemática de la naturaleza humana y del colectivo LGTB.
Entre los actores destacó por excelso uno en particular. Víctor Roza que hizo el papel de Milagros, una monja que tras castigar a unas chicas de un campamento religioso decide abandonar los hábitos.
El joven maliayés no sólo supo adentrarse en el rol sino poner el acento gaditano, requerido para el papel. Habla y gesticula como exige la tal Milagros, baila, canta y hace los aspavientos propios con fraseo y finura ostensibles. No es Chus Lampreabe, no  es María Barranco, no es Lina Morgan. Víctor Roza ha sabido conseguir estilo propio y personalidad.
Muy bien acompasado estuvo el resto del reparto que incluso tuvo momentos de exaltación del público, con el que hubo perfecta compenetración.
Los espectadores, a la salida, comentaban la lástima de que se tratara de una única función y que no participasen en concursos. Los podrían ganar pues los resultados del musical que presentaron el viernes son difíciles de superar.
Quería dar las gracias al reparto, tramoyistas y dirección que se atrevieron con el texto, hicieron reír y disfrutar en una inmejorable y relajante sesión de risoterapia más propio de profesionales que de alumnos de instituto.

Aida Masip

Leer más